Inicio » Dirección de empresas » Formación presencial vs e-learning

Formación presencial vs e-learning

Únete a otros 1.209 seguidores

Categorías de artículos


Los métodos de formación también se han visto afectados por el cambio económico y social de los últimos años, de modo que las nuevas tecnologías han permito romper con la clásica formación en las aulas, que está condicionada a un lugar y horarios fijos, facilitando los medios oportunos para adecuar mejor los procesos de formación a las necesidades específicas de la empresa, cada vez más complejas, en aras de su competitividad (Andrés Reina, 2009).

La formación e-learning tiene una gran ventaja que permite formar a los empleados a través de un ordenador, o incluso teléfono móvil. No es necesario que los empleados dejen sus puestos de trabajo para acudir a una formación presencial, que requiere de diversos elementos, por ejemplo: una sala de formación, un consultor externo o interno que la imparta, los medios físicos necesarios como proyector, ordenador, etc.; material didáctico y material de registro (listas de asistencia y evaluación por ejemplo). Además se pueden evitar así los gastos de viaje, comida, hotel, etc. Ya que hay empresas muy grandes donde los empleados se encuentran en varios ciudades y deben de viajar a algun sitio para realizar la formación. En otros casos, cuando hay empleados que no pueden interrumpir su trabajo ni dejar el puesto libre, la formación online resulta bastante provechosa. Esta además puede estar disponible 24 horas al día y por ello, se puede ademas realizar desde casa o desde otro sitio fuera de la empresa.

Las empresas pueden hacer uso de una plataforma que les permita colgar sus cursos de formación; también se pueden realizar videoconferencias, chats colectivos, etc., de tal forma que a través del uso de las nuevas tecnologías se impartan los cursos formativos, se realicen trabajos o actividades de pre y postwork. Además se puede evaluar el curso através de formularios y encuestas.

Sin embargo, en algunas empresas la formación online o e-learning todavia resulta impensable. Por ejemplo si hablamos de formar a empleados del area automoción. Los técnicos pueden trabajar en un taller donde no hay ordenadores para todos, o incluso no haya ninguno. Además, es posible que no tengan conocimientos tecnológicos que les permitan utilizarlo. Para muchas empresas este tipo de situación es por las que la formación presencial sigue estando muy arraigada.

También es verdad que la mayoria de las empresas están empleadas por personas consideradas migrantes digitales, es decir, que aunque ya se utilizan y se viven con las nuevas tecnologías, no se nació con ellas. La educación que estas personas han recibido durante la mayor parte de su vida ha sido a través de una educación formal y presencial. Por lo que formación y la relación face to face es la que tiene mayor exito.

Es por ello que considero que aunque poco a poco la formación será menos presencial, es algo que dependerá de las caracterísiticas de la gente que se está formando, y esto no podemos olvidarlo si es que queremos que el método de formación utilizado sea el correcto, garantizando así el éxito de la formación.

El origen de la aplicación de las nuevas tecnologías al ámbito de la enseñanza, y en concreto al ámbito de la formación en la empresa, se encuentra en los métodos de enseñanza programada. Esto es un método de autoformación individualizada que, prescindiendo de la intervención directa del profesor o tutor, pretende poner al alcance de los alumnos la posibilidad de aprender por sí mismos, mediante el suministro de materiales que, convenientemente elaborados, ordenados y secuenciados, les permitan prograsar de niveles más simples a otros más elevados, al tiempo que se adecuan a su ritmo de aprendizaje (Andrés Reina, 2009).

La enseñanza programada sin embargo tiene también varias desventajas. Una de ellas es que si dejamos libremente al empleado a que eliga su formación, es posible que se pierda dentro de la oferta que se le está proponiendo. La formación es algo muy importante y aunque nos gustaría algunas veces saber sobre ciertas cosas, o que nuestros empleados se formen en ciertos aspesctos, TODO debe de estar justificado y cumplir con un objetivo. No debemos de perder de vista que la formación debe permitir que nuestros empleados mejoren o adquieran  capacidades, habilidades y actitudes para desempeñar mejor su puesto de trabajo, siempre teniendo en cuenta la estretegia de la empresa. La asesoria y gestión de las personas encargadas de la formación son primordiales para que los empleados cuenten con un plan de formación , si se quiere de tipo personalizado pero bien estructurado y justificado.

Otra desventaja de la formación e-learning es que para algunos contenidos o áreas de actividad, por ejemplo para desarrollar habilidades interpersonales, actitudes y contenidos conceptuales complejos, lo mejor son las técnicas presenciales y contacto directo con el formador. y con el resto de compañeros de trabajo. Por ejemplo una formación sobre trabajo en equipo, creo que forzosamente tendría que realizarse en grupo y de forma presencial.

No olvidemos que para que una formación online sea un éxito, la plataforma debe de funcionar correctamente. Aunque esta sea una sentencia tan simple, algunas veces nos olvidamos de que debemos revisar que la plataforma y los cursos están funcionando y que el empleado no tiene dificultades para acceder y que el resultado final uan vez finalizado el curso, se ha registrado correctamente. De lo contrario el empleado se decepciona y pierde confianza e interés en este tipo de formación. La plataforma que elijamos debe además de ser funcional, atractiva visualmente, sencilla de usar y siempre debe de haber un tutor o persona responsable de resolver cualquier incidencia que pueda surgir.

Las empresas pueden recurrir al uso de plataformas por las que pueden pagar, o también existen algunas que son de libre distribución. Por ejemplo la plataforma Moodle, Claroline, Dokeos y Atutor, que son consideradas entornos de aprendizaje virtual y de administración de contenidos de cursos. En estas plataformas que son muy intuitivas, podemos diseñar itinerarios de formación, dar accesos personalizados a cada empleado dependiendo de la formación que le corresponde, colgar cursos de formación interactivos, o presentaciones. Además de crear cuestionarios o formularios, obteniendo registro de la puntuación de cada persona. Se puede también crear foros de discusión y participar en chats.

No podemos decidir que método es el mejor, pero si que ambos pueden combinarse y obtener lo mejor de cada uno de ellos. Tanto la formación presencial como la e-learning deben de adecuarse dependiendo del contenido de la formación y también de los empleados y sus necesidades.

Fuente:

Andrés Reina, María Paz (2009). Gestión de la formación en la empresa. Ediciones Pirámide: Madrid.

About these ads

1 Comentario

  1. [...] para formar a sus empleados, sobre todo empresas pequeñas y medianas, es posible hacer uso de la formación online que no genera costos de desplazamiento, formadores, espacio fisico, etc. Para ello podemos hacer [...]

Deja un comentario... y gracias!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.209 seguidores

%d personas les gusta esto: