Proyecto Ayuda a Empresas

Inicio » Dirección de empresas » Cuándo y cuánto endeudarse

Cuándo y cuánto endeudarse

Únete a otros 1.214 seguidores

Categorías de artículos


Una decisión difícil a tomar es, sin duda, cuándo y cuánto endeudarse.

La primera respuesta es fácil. Una empresa se ha de endeudar sólo cuando lo necesite. Cuando la deuda sea para un proyecto de inversión que suponga un probable incremento en los flujos de caja de los próximos años.

Sin embargo una empresa no debe endeudarse para cubrir un gasto, o para solventar momentáneamente un mal resultado de explotación. Es decir, el resultado de explotación muestra la viabilidad o no del negocio. Jamás hay que endeudarse para cubrir un mal resultado de explotación. Si este es negativo hay que plantearse analizar en profundidad las causas, pero no endeudarse a menos que sea para realizar una inversión que tenga como finalidad incrementar los flujos y el resultado de explotación futuro.

En resumen. ¿Cuándo hay que endeudarse?: Cuando exista un proyecto que pueda, por si solo, producir los flujos de tesorería necesarios para pagar esa deuda inicial.

Y por otro lado, ¿Cuánto debo endeudarme?

En este caso hay que analizar el apalancamiento de la empresa. Y, ojo, el apalancamiento no es constante en el tiempo, variará según cambien las variables de las que se compone.

Apalancamiento: (Re+Rif-Ki)

  • Rentabilidad económica: Re=Beneficio antes de intereses e impuestos / inversión neta
  • Rentabilidad de las inversiones financieras = inversiones financieras / inversión neta
  • Coste del capital ajeno Ki= gastos financieros / endeudamiento con coste

¿Cuánto endeudarse?, lo máximo según necesidades de inversión y siempre y cuando el apalancamiento sea positivo.

¿Qué significa el apalancamiento?

Es una comparación entre la rentabilidad que es capaz de generar la empresa (como la suma entre la rentabilidad propia del negocio y la rentabilidad de las inversiones financieras) y el coste actual del capital ajeno (de las deudas).

Mientras la empresa sea capaz de generar una rentabilidad mayor que el coste del capital ajeno es posible, incluso recomendable endeudarse (siempre y cuando exista un proyecto para ello). Dicho de otra manera, si la empresa es capaz de generar una rentabilidad de un 5% con su negocio, y el banco pide unos intereses para el préstamo de un 3%, la empresa es capaz de sacar un 2% de beneficio al dinero que le ha prestado el banco.

Pero ojo, hay que tener en cuenta que a mayor dinero prestado por el banco, mayor riesgo corre este prestándolo, por lo que los intereses se irán incrementando. Dicho esto, hay que tener en cuenta que llegará un punto en el que el apalancamiento será igual a cero. O incluso negativo.

En el caso de tener un apalancamiento negativo hay que deshacerse de la deuda inmediatamente, porque aunque el negocio sea rentable, el apalancamiento hará que el resultado final de la empresa sea cada vez más negativo.

En resumen:

  • ¿Cuándo endeudarse?: Cuando tengamos un proyecto de inversión.
  • ¿Cuánto endeudarse?: Mientras el apalancamiento de la empresa sea positivo.

Un saludo a todos.

Anuncios

Deja un comentario... y gracias!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: