Proyecto Ayuda a Empresas

Inicio » Dirección de empresas » Tengo una idea novedosa ¿qué hago?

Tengo una idea novedosa ¿qué hago?

Únete a otros 1.213 seguidores

Categorías de artículos


Las ideas en cuanto conceptos intangibles no pueden protegerse, sin embargo sí su plasmación en algún soporte físico o tangible. Es decir, el contenido de una web sería protegible como propiedad intelectual, así como el nombre del dominio y la marca. Pero la idea en sí como concepto abstracto no es protegible.

Al margen de lo que es registrable según la Ley de Propiedad Intelectual vigente en España en sus primeros artículos, la Ley de Competencia Desleal señala que “La imitación de prestaciones e iniciativas empresariales ajenas es libre, salvo que estén amparadas por un derecho de exclusiva reconocido por la Ley.”

El libre mercado impide que alguien pueda apropiarse de un tipo de actividad o negocio, salvo que tenga la exclusiva que concede la patente de un invento, por ejemplo la fregona, cuya explotación durante 20 años desde su protección ha sido reservada a su inventor o a quien éste haya licenciado.

Lo mismo respecto a propiedad intelectual: una tesis, un estudio, dibujo, boceto, guión de película, libro o cuento son protegibles en cuanto al texto, nadie puede decir que por registrar un guión de una película sobre una temática concreta impida a un tercero hacer lo mismo. Sin embargo los personajes, sus nombres, el contenido original e inédito del largometraje sí es de explotación en exclusiva del autor, con un periodo de prescripción a los 70 años desde su fallecimiento.

Sin embargo, existen varias opciones de proteger la idea, ya materializada:

  • El diseño industrial.
  • El modelo de utilidad.
  • La patente.

Tras tener la inspiración suele ocurrir que el autor de la idea, muchas veces no se cuenta con los medios suficientes (económicos o técnicos) para desarrollarla, y a su vez se teme acudir a un tercero en busca de los medios necesarios, por temor a que pueda desarrollar el proyecto a sus espaldas.

En ese caso, se aconseja que se sigan los siguientes pasos: 

  • Poner por escrito de la idea, explicando y detallando al máximo en qué consiste el proyecto innovador.
  • Presentar ante el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual dicho escrito, con la mención de nuestro nombre y apellidos como autor de la obra, DNI, título de la obra e impresión en soporte papel.
  • Tras tener la copia del registro de entrada en el Registro de la Propiedad Intelectual y antes de dirigirnos al tercero al que proponer la idea, recomendamos redactar un acuerdo de confidencialidad en el que se hará una ligera mención del proyecto. Y Antes de iniciar la reunión, asegurarnos de que el tercero firmar dicho documento.
  • Si tenemos muy claro que deseamos asociar el proyecto novedoso con un nombre, conviene proteger el nombre como marca ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, siempre según la clase de producto y servicio al que se refiera.
  • Registrar el dominio web del proyecto: por el reducido precio que conlleva y el coste temporal y económico que llevaría recuperarlo, conviene proteger el .com, .es, .net.

Llegado a este punto, recomendamos leer con detalle la siguiente web: Oficina Española de Patentes y marcas. 

http://www.oepm.es/cs/Satellite?c=Page&cid=1144260495237&classIdioma=_es_es&idPage=1144260495237&pagename=OEPMSite%2FPage%2FtplMosaico

 ¿Qué es una patente y cuando puedo hacerla?.

Una patente es una forma de monopolio legal que regula la concesión a cambio de la divulgación pública de las ideas.

Es importante entender lo que hace y lo que no hace una patente. Patentar su idea no necesariamente incrementa su valor comercial. Pero si su invención tiene potencial comercial, la patente puede ser la única forma de garantizar que se beneficiará financieramente de ella.

El coste y la complejidad de patentar pueden constituir un problema para muchos inventores. Por tanto, la decisión de solicitar una patente nunca debe tomarse sin antes haber considerado con atención varios factores. Lo ideal es solicitar el asesoramiento de un abogado de patentes antes de tomar la decisión.

En general, las patentes duran 20 años, pero sólo si se pagan las tasas de renovación anual.

Una invención sólo es patentable si es:

  • Novedosa y sin previa divulgación.
  • Se distingue por una actividad inventiva no obvia a un experto en la correspondiente tecnología.
  • Susceptible de aplicación industrial, esto es, que sea físicamente posible fabricar la invención.

Los programas informáticos pueden protegerse con derechos de autor, pero no mediante patente en Europa. No obstante, una invención que se aplique a los ordenadores mediante un programa informático (por ejemplo, un sistema de gestión de datos) sí se puede patentar en Europa.

Los métodos de negocio pueden ser patentables en Estados Unidos, pero no fácilmente patentables en otros lugares.

Espero que os haya resultado útil la información.

Un saludo a todos.

Anuncios

1 comentario

  1. tengo una idea genial
    la vendo

Deja un comentario... y gracias!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: