Proyecto Ayuda a Empresas

Inicio » Dirección de empresas » LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN EN LAS EMPRESAS

LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN EN LAS EMPRESAS

Únete a otros 1.214 seguidores

Categorías de artículos


Me gustaría iniciar mi participación en este proyecto hablando sobre la importancia de la formación y el desarrollo de las personas en el ámbito empresarial.

“La formación junto con la motivación, constituye un factor clave en el desempeño del trabajador y su productividad, así como en la calidad de su labor y de los frutos de ésta”.

Partiendo de esta simple, pero acertada afirmación hecha por Alfredo Aguirre Sabada, Catedrático de Organización de Empresas de la Universidad de Málaga, (en Andres Reina, 2009), podemos decir que la formación es un aspecto muy valorado por el mismo empleado para mejorar su desempeño. Sea cual sea nuestro trabajo, todos hemos recibido algún tipo de formación, ya sea formal o informal, cuando recién nos incorporamos a un trabajo o en cualquier momento de nuestra vida laboral. Incluso nosotros también hemos ejercido de formadores cuando hemos explicado a algún compañero, algo acerca de lo que somos expertos.

Por tal razón, no será nada difícil habituarnos con este término, principalmente porque básicamente todos los días el ser humano es sujeto de algún tipo de aprendizaje.

Situándonos en la formación que se da en el ámbito empresarial, podemos definirla como una metodología sistemática y planificada, destinada a mejorar las competencias técnicas y profesionales de los trabajadores, a enriquecer sus conocimientos, a desarrollar sus aptitudes y a la mejora de sus capacidades (Andrés Reina, 2009). Mad Comunicación (2002), Consultora en Recursos Humanos y Marketing, define la formación como el proceso de ajustar las cualidades del trabajador a una actividad, mejorando y actualizando las capacidades, habilidades, actitudes y aptitudes idóneas para su desempeño.

Cuando hablamos de una metodología sistemática y planificada, nos alejamos de la formación o aprendizaje informal, para centrarnos en un aprendizaje “mas formal”, basado en acciones, programas y planes formativos, donde se establecen objetivos, contenidos, metas.

El libro Los Costes de la formación (2002) nos ofrece una interesante definición de estos términos comúnmente utilizados en la gestión de la formación. Yo he considerado relevante mencionar los siguientes:

PLAN DE FORMACIÓN: herramienta en la cual se deducen y recogen las diferentes necesidades de formación de la empresa, de una forma ordenada, coherente y sistematizada.

ACCIONES FORMATIVAS: es cada una de las acciones concretas de formación que se diseñan en el PLAN, para cubrir unas necesidades previamente detectadas y que pueden afectar a uno o varios colectivos de la empresa.

CURSO DE FORMACIÓN: la aplicación de una ACCIÓN FORMATIVA puede dar lugar a varias sesiones repetitivas de esta, en el tiempo, entre distintos colectivos, sin que existan cambios sustanciales en su diseño y contenido, dando lugar a los cursos de formación.

PROGRAMA DE FORMACIÓN: Cuando las ACCIONES FORMATIVAS  de un PLAN se agrupan o califican en función del área o colectivo al que se dirigen, se forman los  PROGRAMAS DE FORMACIÓN.

Por ejemplo un Programa de Acogida o Bienvenida, diseñado específicamente para los nuevos empleados de la compañía.

Además de estos términos, otro muy importante es el de la EVALUACIÓN, que es lo que nos permitirá valorar la funcionalidad de nuestros cursos y acciones, con el fin de cumplir con nuestras expectativas de formación. ¿La acción formativa impartida es relevante para el empleado y su puesto actual de trabajo? ¿Cómo aplicar lo aprendido y desarrollarlo en las actividades laborales? ¿El costo de la formación y el tiempo invertido, se puede ver traducido en un beneficio para la empresa? ¿Qué tipo de formación es la que mejor se adapta con los empleados, la presencial, e-learning, o blended? ¿Mi plan de formación está actualizado con las necesidades reales que hay de formación en este momento dentro de la empresa? ¿Estoy organización bien los cursos impartidos? ¿los formadores son los adecuados?

Hay un sinfín de cuestiones que deben hacerse los que trabajan en el área de recursos humanos, y lo más importante, es que deben de ser capaces de responderlas para que la formación cumpla con sus objetivos y su finalidad básica: capacitar a los empleados (de todos los niveles), en lo que necesitan para mejorar su trabajo diario, y beneficiarse a si mismos y a otros actores. Podemos decir, por lo tanto, que la importancia de la formación radica en que:

1. El empleado se beneficia de la formación gratuita recibida a través de su empresa. Mejoran sus competencias profesionales y personales.

2. La empresa, que aunque asume el costo total o parcial de la formación, se beneficia de que sus empleados estén mejor formados en las áreas clave del negocio, y esa inversión deberá de verse reflejada en la mejora de resultados, y por lo tanto de beneficios económicos.

3. El cliente también se beneficia de que el empleado esté mejor formado, ya que puede ayudarlo a tomar mejores decisiones, en cuanto a los productos y/o servicios ofertados.

4. En general, el ámbito empresarial y la sociedad se benefician de que sus ciudadanos estén en constante aprendizaje, que puedan aplicarlo en sus empresas y en general en su vida diaria. Recordemos que la formación puede ser muy específica para un puesto de trabajo, pero también de tipo genérica como la formación en aspectos legales, de salud y emergencias, ofimatica, trabajo en equipo, liderazgo, comunicación efectiva, etc., que le pueden servir para otros puestos en otras empresas.

Para las empresas que aun no han centrado sus esfuerzos en gestionar la formación en su organización, o para las empresas nuevas, podemos enfatizar que la formación es una estrategia empresarial usada como respuesta a los constantes cambios del entorno, centrándose en el capital humano como fuente de conocimiento, y valorándolo como una ventaja competitiva.

BIBLIOGRAFÍA:

Andrés Reina, María Paz (2009) Gestión de la formación en la empresa. Pirámide: Madrid.

Mad Comunicación (2002) Los costes de la formación. Guía práctica de la determinación, análisis, cálculo y justificación de los costes de formación. FC Editorial: Madrid.

Anuncios

4 comentarios

  1. […] mi artículo de la semana pasada, hablé sobre la importancia de la formación en las empresas y de los beneficios que se pueden obtener de […]

  2. Belén dice:

    Al igual que Guillermo, te doy toda la razón y en verdad la formación es una de las bases en que nos debieramos asentar para conseguir una mayor eficiencia en el trabajo. Si bien, me gustaría añadir que en la mayoría de los casos se dedica poco tiempo a una formación de calidad. Me explico, muchas veces no se profundiza lo suficiente, ya sea por la falta de tiempo o por otras razones, para que la formación facilitada por nuestras empresas pueda ser realmente enriquecedora o aprovechable en nuestros puestos de trabajo y en el día a día. Un alto porcentaje de la formación que se facilita en los puestos de trabajo es impartida por gente que si bien puediera tener una gran capacidad y conocimientos que les hayan convertido en grandes profesionales, en muchos casos no tienen esas cualidades que se necesitan para saber trasmitir dicho conocimiento al resto de sus compañeros. Por no hablar de que mucha de la formación que se imparte en la empresa está subvencionada y que por ello el interés último no es realmente la formación como tal, sino lograr que la gente asista para poder cobrar la subvención. Adicionalmente, comentar que en muchos entornos empresariales existe una reticencia a que los conocimientos que una persona posee y que en cierta medida pueden hacer a ésta indispensable en su puesto de trabajo, sean trasmitidos a sus compañeros ya que convertiría a estos últimos en competidores a nivel profesional y si bien la competitividad está bien valorada siendo la que nos motiva a superarnos a nosotros mismos, llevada a una última instancia, como todo, no es saludable e incluso puede jugar en nuestra contra y en contra de la sociedad.

    • Hola, estoy de acuerdo con lo que dices. Incluso después de terminar de escribir pensé que no había hablado de los aspectos negativos que se pueden encontrar en la formación. Sin embargo quería escribirlo en otro artículo más adelante (de hecho el miércoles hablaré de las subvenciones). Dentro de mi experiencia puede decir que es verdad que la mayoría de la formación está subvencionada y que las empresas se ahorran dinero entre más cursos se hagan, sin embargo también es cierto que muchas veces hay cursos de formación que no cumplen con los requisitos establecidos con la Fundación Tripartita, y la formación se hace de igual forma. Con lo cual, decir que el fin último no es realmente la formación como tal, sino cobrar la subvención, creo que es generalizar una situación que no es así en todos los casos. Esta situación también podría evaluarse en otros aspectos de la vida empresarial como la Responsabilidad Social Empresarial ¿las empresas realmente quieren contribuir con su entorno social, o es sólo una forma de pagar menos impuestos? El fin último de toda empresa es lucrar, pero formando a sus empleados también puede obtener beneficios económicos por ejemplo capacitando a sus empleados en el área de ventas para que “sepan vender más”. Sobre la calidad de la formación creo que dentro de las empresas hay gente con mucho potencial y que podrían funcionar perfectamente como formadores de sus propios compañeros, pero también debe de haber ciertos estímulos (incluso de tipo económico) y el peligro de que alguien sea mejor que tu y pueda quitarte tu puesto, está latente en todos sitios ¿qué mejor que contar con ciertas herramientas, conocimientos, experiencias que te hagan más competitivo? aunque siempre podemos encontrar alguien más capacitado que nosotros, creo que los empleados deben de aprovechar que sus empresas están ganando dinero en formarlos, para exigir planes de formación que realmente les sean útiles.

  3. Completamente de acuerdo Daniela. Una formación contínua es esencial para todos. Tanto a nivel personal como profesional.

Deja un comentario... y gracias!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: