Proyecto Ayuda a Empresas

Inicio » Bolsa » Chartismo I: Una herramienta para definir precio de entrada

Chartismo I: Una herramienta para definir precio de entrada

Únete a otros 1.213 seguidores

Categorías de artículos


En el artículo de esta semana me gustaría comentar acerca de la herramienta, muy debatida, el chartismo. Éste se refiere a aquellas técnicas que únicamente centran su análisis en la evolución presente e histórica de precios y volumen. Este análisis se lleva a cabo dibujando en un gráfico (de ahí su nombre, del inglés “chart”: gráfico) la evolución de precios del activo a analizar. Esta herramienta basa su análisis en las siguientes premisas:

  • El precio y el volumen es lo único importante en un activo
  • Ambos reflejan todas las noticias pasadas, actuales y espectativas del mercado sobre el activo
  • Cualquier cambio en el activo tendrá su reflejo en el precio
  • La estructura de precios sigue patrones y por tanto el pasado puede usarse como predictor de futuro (mercados NO eficientes)

Si expandimos estas premisas más allá, podemos deducir que se refiere a un análisis psicológico de masas. Lo cual tiene bastante sentido ya que todos los inversores u operadores de mercados podemos ser influenciados por modas, temores y sentimientos en general. Así nos encontramos con que los activos financieros no se mueven exclusivamente por datos objetivos, sino que todos actuamos de una manera o de otra como reflejo de nuestros sentimientos, comprando activos que están de moda e ignorando aquellos que no lo están; lo que ha dado lugar a desastres tan conocidos como la burbuja de las dotcom (una moda) o que surjan filosofías de inversión basadas en comprar activos impopulares como funerarias (Graham & Buffet).

Así pues y argumentada la utilidad de esta herramienta (tan útil como cualquier otra, ni más ni menos) procedamos a sentar las bases del análisis.

Primero hemos de obtener los gráficos de los activos que nos interesen, en un intervalo de tiempo coherente con nuestro plazo estimado de inversión. Por ejemplo, si queremos invertir durante el próximo año deberemos buscar gráficos que abarquen varios años por lo menos una década (siempre que sea posible), si queremos invertir para los próximos días un gráfico de pocos meses sería suficiente, y si lo que nos llama la atención es la inversión intradía (MUY arriesgada) podremos usar gráficos que recojan información de pocos días o incluso horas.

Una vez hemos obtenido el gráfico con el que nos sentimos cómodos, lo primero será fijar Soportes y Resistencias.

  • Soporte: Nivel de precios respecto de el cual, por la evolución pasada, comprobamos que el precio rebota hacia arriba, actuando como un suelo difícil de romper. Cuantas más veces se haya demostrado eficaz en el pasado mayor es la probabilidad que lo sea en el futuro.
  • Resistencia: Nivel de precios respecto del cual, por la evolución pasada, comprobamos que el precio deja de ascender, actuando como un techo difícil de romper. Cuantas más veces se haya demostrado eficaz en el pasado mayor es la probabilidad que lo sea en el futuro.
  • Pista: Si en la actualidad el precio comprueba de manera muy repetida en un intervalo corto de tiempo un soporte o resistencia, podemos encontrarnos en momentos de ruptura del nivel.

A continuación deberemos determinar la tendencia actual y el plazo de dicha tendencia.

  • Alcista: Un mercado bullish, en el cual podemos esperar incrementos de precios, se caracteriza por tener mínimos ascendentes en las “olas” que dibuja el precio.
  • Bajista: Un mercado bearish, en el cual podemos esperar reducciones de precios, se caracteriza por tener máximos decrecientes en las “olas” que dibuja el precio.
  • Pista: ¿Y si el mercado cumple con ambas (mínimos crecientes y máximos decrecientes)? Nos encontramos con una figura conocida como triángulo, provocada por incertidumbre actual respecto del precio, que usualmente indica continuación de la tendencia anterior, por lo que deberemos analizar plazos más largos de tiempo.

Con estos dos análisis rápidos podremos saber a que atenernos respecto del activo en cuestión, y si es un buen momento para comprar o no, y donde podríamos encontrar barreras para la apreciación de nuestra inversión.

En el próximo artículo comenzaré a comentar acerca de las figuras más comunes y el gráfico de velas, que puede ayudarnos con el momentum de nuestra inversión.

Anuncios

1 comentario

  1. La verdad es que el chartismo no es un santo de mi devoción, pero a casi todo el mundo le gusta mucho. No sé, quizás yo esté equivocado…

    Gracias por compartir tus conocimientos con todos.

    Un abrazo.

Deja un comentario... y gracias!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: