Proyecto Ayuda a Empresas

Inicio » Economía » Carbón autóctono, ¿quema inteligente?

Carbón autóctono, ¿quema inteligente?

Únete a otros 1.214 seguidores

Categorías de artículos


El objetivo de hoy es analizar y crear opinión acerca de lo acertado en la decisión de nuestro Ministerio de Industria de subvencionar la quema de carbón autóctono en nuestras centrales térmicas. ¿Es inteligente quemar nuestro carbón?.

Comencemos por comentar los puntos básicos de la norma.

Tras el comienzo de la misma las eléctricas debían quemar un total de 10,3 millones de toneladas de carbón durante el 2011 de forma obligatoria. Además, la norma fijaba el volumen máximo de producción para las centrales Soto de Ribera, Narcea, Anllares, La Robla, Compostilla, Teruel, Guarado, Puentenuevo, Escucha y Elcogás. Los precios de retribución de la energía se fijaron según unos costes fijos y otros variables con un máximo de 99,9 euros por MWh para la central de Puentenuevo, y un mínimo de 63,60 MWh de Teruel.

Y bien, ¿qué nos supone esto?. Pues básicamente que para la quema de tales toneladas de carbón se aprobaron 316 millones de euros como subvención. No obstante el sobrecoste de tal quema es bastante superior. Se estima 1.200 millones de euros según la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ó entre 700 y 800 millones de euros según la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Sin embargo, el problema no es únicamente el mayor coste del carbón nacional frente al importado sino también su menor calidad. Nuestro carbón no sólo tiene menor poder calorífico que el importado (de media 4.500 kcal/kg frente a 6.000 kcal/kg) sino que además su composición hace que durante su quema la cantidad de contaminantes liberados sea superior, aunque esto último depende fuertemente del origen del carbón y no siempre es así.

Y después de todo…¿qué ventajas e inconvenientes se pueden obtener de estas subvenciones? Y además, ¿qué mentiras se cuentan para apoyar ciertos argumentos?.

Si nos basamos en términos de empleo, las empresas adscritas al carbón dan empleo a 7.252 personas, según datos de afiliación en el Régimen Especial de Carbón. Una simple división, si expresamos la subvención recibida por trabajador, obtenemos la cantidad de 43.574 euros/trabajador. Con lo cuál, y pese a la enorme simplificación realizada, el empleo no puede ser una razón capital para la ejecución de estas subvenciones.

Por otro lado, la CNC afirma que las nueve centrales térmicas que queman carbón nacional “incrementan sus costes”, puesto que el producto autóctono es más caro que el importado, al tiempo que el mercado diario ha visto “modificado” su configuración al “relegar el orden de mérito económico” a favor de un “orden de mérito de emisiones de CO2”. Además, critican que el decreto obliga a algunas centrales a vender energía “a pérdida”, de modo que estas plantas pueden haberse visto forzadas a incorporar este riesgo de “producción ineficiente” en sus ofertas al mercado.

Finalmente, no todo son puntos negativos. Existen razones para no permitir el cierre de las minas por su baja eficiencia. La principal es que el carbón autóctono es más caro ahora pero no se sabe si lo será en el futuro. A nivel estratégico se puede invertir en todo. Así, se dispone de carbón en la tierra para más años que petróleo y gas, y bastante mejor distribuido. El precio del carbón fluctúa de manera similar al del petróleo y por tanto, el sector del carbón podría llegar a considerarse un sector estratégico bastante importante en el futuro. Por otro lado, la extracción del carbón “no rentable” influye en que el precio internacional sea “bajo”. Incluso se ha llegado a defender que nuestro carbon nacional puede paliar los efectos de nuestro déficit exterior. Quizás sea mejor gastarse 10 en un producto nacional, que redunda en riqueza de la población que 9 es un producto extranjero.

Para concluir, la subvención a la quema de carbón nacional tiene razones más estratego-económicas que científicas ó medioambientales. Hoy en día la quema de carbón en términos medioambientales es muy negativa dada la altísima tasa de emisiones de CO2 ligada actualmente en esta tecnología. Día a día se avanza en tecnologías innovadoras cómo la captura de CO2 ó la gasificación integrada del mismo. Es probable que si se sigue en este camino se llegue a obtener una tecnología que en el medio plazo puede ser el complemento necesario a las energías renovables. No obstante, hay que avanzar…y para ello es necesaria inversión que a día de hoy no se está realizando en nuestro país.

Anuncios

Deja un comentario... y gracias!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: