Proyecto Ayuda a Empresas

Inicio » Cambiar el mundo » Familias de responsabilidad limitada, una posible solución a la situación actual de crisis

Familias de responsabilidad limitada, una posible solución a la situación actual de crisis

Únete a otros 1.213 seguidores

Categorías de artículos


La principal razón de crear una sociedad (ya sea una SL o una SA) es limitar la responsabilidad. Es decir, separar el patrimonio personal del que se “pone en riesgo” dentro de una aventura empresarial. 

Una persona con, por ejemplo, 20.000 € puede separar 5.000 € y fundar una sociedad limitada. Esta sociedad tendrá pleno derecho para endeudarse (si le conceden un crédito), adquirir maquinaria o comprar/alquilar un local. 

Para todo lo anterior, una entidad bancaria habrá estudiado el riesgo de impago de la empresa antes de conceder ningún préstamo, crédito, aval… estudiará los riesgos y garantías que le pedirá a la empresa teniendo en cuenta un concepto muy importante: La responsabilidad limitada. 

En el caso de que todo saliera mal y la empresa tuviera que cerrar, el capital en riesgo es el que consta en el patrimonio empresarial: Los 5.000 € y no todo el patrimonio del empresario. 

Este es un concepto de lo más interesante que debería poder aplicarse en el caso de una familia. 

Sin embargo, cuando se acude como persona física a una entidad bancaria, a pesar de pasar el mismo análisis que una empresa (análisis de probabilidad de impago en relación con el préstamo solicitado y los flujos de ingreso que se han tenido en el pasado y se esperan en el futuro), el capital en riesgo que ponemos es: Todo el patrimonio presente y futuro. 

Esto no tiene sentido. 

¿Por qué no se puede crear una familia SL? Limitar la responsabilidad, limitar el capital en riesgo. Tengo 20.000 €, quiero poner en riesgo 5.000 €. Ahora, analice usted, departamento de riesgo, la probabilidad de impago exactamente igual que haría con una SL. Analice mis flujos entrada y salida de dinero, dado que puede hacer, analice la probabilidad de impago y el riesgo que está usted dispuesto a asumir como entidad. 

Si no quiere conceder el préstamo, no lo haga, en función de parámetros de análisis de riesgo. Exactamente igual que haría con una empresa. 

Ahora bien, si sí me lo concede, tenga en cuenta que mi capital en riesgo no es todo mi patrimonio presente. Y ni mucho menos mi patrimonio futuro. 

Limitar la responsabilidad es clave para poder recuperar la confianza. A fin de cuentas, ya se está haciendo con las empresas, no es ningún procedimiento nuevo. Pero sí una posible solución a la situación actual. 

Un saludo a todos. 

Acerca de Guillermo Meléndez Alonso

Anuncios

Deja un comentario... y gracias!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: